Medidas adoptadas frente al COVID-19

En Cepsa nuestro primer compromiso es con la seguridad y la salud y trabajamos con el objetivo de garantizar un entorno seguro para nuestros empleados, clientes y proveedores.

MEDIDAS POR ÁMBITO

Cepsa y todas sus sus áreas de negocio disponen de planes de continuidad para asegurar el mantenimiento de la actividad y atender la demanda de sus clientes. Desde el inicio de la propagación del virus, trabajamos en permanente coordinación con las autoridades de los distintos países en los que operamos.

 

En ese sentido, y además de las medidas ya mencionadas, también estamos tomando medidas en los siguientes ámbitos:


        1. Lugares de trabajo: medidas adoptadas en el ambiente de trabajo para reducir la propagación del COVID-19, extremando las medidas de limpieza en todos sus centros, especialmente en los puntos de venta.
        2. Organizativas: medidas adoptadas para modificar prácticas habituales en el trabajo para ayudar a reducir la propagación del COVID-19, restringiendo viajes, reuniones y formaciones presenciales.
        3. Comportamientos individuales: traslado de acciones que deberían adoptarse en el plano personal para limitar la propagación del COVID-19, reforzando la recomendación de medidas higiénico-sanitarias.
        4. Distribución de combustibles y carburantes - Operaciones de descarga en las instalaciones de nuestros clientes: medidas adoptadas para evitar la propagación del virus, manteniendo la distancia de seguridad entre personas, uso de guantes de trabajo y manipulando el menor número posible de elementos.

Además, en línea con la estrategia de conciliación de la compañía, hemos puesto en marcha una serie de medidas de flexibilidad horaria y teletrabajo entre nuestros profesionales, siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Mantendremos una monitorización permanente del avance de la situación para asegurar una respuesta adecuada para proteger la salud, garantizar el suministro y colaborar en frenar la propagación del virus.

 

Desde Cepsa se mantendrá una monitorización permanente del avance de la situación para asegurar una respuesta adecuada para proteger la salud, garantizar el suministro y colaborar en frenar la propagación del virus.