CEPSA, LIDERAZGO INTERNACIONAL

LAB-LABSA

El alquilbenceno lineal o LAB es la materia prima más común en la elaboración de detergentes biodegradables. Su fabricación se lleva a cabo mediante la alquilación de benceno con monoolefinas obtenidas a partir de las normal parafinas. Estas son sustancias que, además de su carácter disolvente en general, se pueden utilizar en gran número de síntesis orgánicas para la producción de compuestos intermedios muy puros.

La alquilación de benceno con olefinas conduce también a la formación de pequeñas cantidades de alquilatos pesados, productos constituidos fundamentalmente por dialquilbencenos. Su baja viscosidad y alta rigidez dieléctrica le confieren unas propiedades perfectas para determinados usos industriales, como aceites eléctricos, aditivos de aceites y refrigerantes. La sulfonación del LAB conduce a la formación del correspondiente ácido sulfónico (LABSA). A partir del LABSA se produce el tensioactivo más versátil y de más amplia utilización en todo tipo de formulaciones detergentes en polvo, líquidos, geles, aglomerados, barras o tabletas.